Sueños intervenidos

Adorada Yllá. Un sueño marciano, Púrpura Creactivo (Bogotá), en la V Muestra de Teatro Alternativo. Pereira, 11 de julio de 2013.

Foto: Daniel Arcila Tomada de: http://xurl.es/9vh8s
Foto: Daniel Arcila. Tomada de: http://xurl.es/9vh8s

Adaptación del libro Crónicas Marcianas de Ray Bradbury, esta obra de teatro nos presenta el drama de una pareja del planeta rojo en que la mujer, Yllá, sueña, o se comunica telepáticamente, con un hombre de La Tierra. Angustiada, enamorada de lo desconocido, es sorprendida por el señor K, o Yll, quien intervendrá sus sueños para estar al tanto de lo sucedido y quien se empeñará con furia en defender su espacio. De este modo, una de las lecturas que ofrece la obra a los espectadores está más cercana a nuestra realidad que a la extraterrestre: el amor sin pasión, los celos, la ruptura de la individualidad, el sometimiento psicológico y la abolición de la privacidad manifestada en el control de las relaciones y de la comunicación, por los cuales, al menos alguna vez, hemos atravesado los humanos comunes y corrientes.

Más allá de hacer que los asistentes respiren la atmósfera de otro mundo, la escenografía los inmiscuye en la mente de los personajes, y para ello no necesita más que un suelo de papel craft que delimita el abismo mediante puentes estrechos, una iluminación con seis bombillos que hacen de estrellas, pájaros de fuego, naves esperadas, y un vestuario rojo que ayudado por el maquillaje le otorga verosimilitud a la situación.

Asimismo, otra gran virtud es la actuación, impecable por sí misma. Aparte de imprimirle a la obra romanticismo, sensualidad, o preocupación, sumisión y desencanto, tal vez por venir de la literatura, agasaja la imaginación. Los diálogos permiten que ésta termine las situaciones, abra ventanas para mirar lo no representado, haga paralelos con lo que sucede fuera del espacio de los amantes y suponga, allí, la existencia de un mundo en absoluto convencional: montañas extrañas, frutos desprendidos del cristal, pájaros que al rodear las nubes en la noche son como fuegos artificiales, es decir, la naturaleza ficcional de Bradbury se autocompleta con la mirada del espectador, de manera que éste va más allá de su condición hasta ser un jugador, un tercer actor.

Adorada Yllá. Un sueño marciano, es el producto del trabajo serio y honesto de Púrpura Creactivo. La obra se estrenó en abril de 2007 y desde entonces ha hecho presencia, con buena acogida de los públicos y la crítica, en numerosas salas del país. La dramaturgia y la dirección están a cargo de William Guevara Quiroz, y la interpretación la realizan Libardo Mejía y Virley Mendoza.

Albeiro Montoya Guiral

Tuve cinco perros y a todos los enterré bajo el mismo naranjo. (Twitter: @amguiral).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s