Oficio de Difuntos, un rito poético

Oficio de Difuntos, Jabrú, Teatro de Títeres (Medellín), en la V Muestra de Teatro Alternativo de Pereira, 13 de julio de 2013.

 

Fotos: Daniel Arcila Medina. http://xurl.es/fh1m9

Desde su creación, el 26 de noviembre de 2003, en Medellín, Jabrú se ha destacado en el teatro de títeres como una agrupación comprometida rigurosamente con la investigación y la incesante búsqueda de una identidad propia e inconfundible en cuanto a la estética de los muñecos y la exploración de la técnica y la animación. Conformado por Natalia Duque y Jorge Andrés Libreros, ofreció al público pereirano, en esta ocasión, la obra Oficio de Difuntos, un rito poético celebrado entre la tenuidad de la iluminación, la simultaneidad de historias sobre el duelo que causa la muerte, y los testimonios que dejan los desaparecidos en el polvo de los objetos y espacios que frecuentaron, acompañado de música sincronizada con la manipulación de los títeres y con la atmósfera que cada escena propuso.

1

La representación abre con La cena: la soledad y sus fantasmas, un cuadro que apuesta por la irrealidad e invita al escenario a la presencia fantasmagórica de la poesía. Continúa con El vagabundo: delirios y miedos, donde los objetos son la celebración del pasado. En un tercer momento, está Romeo y Julieta: años de eterno desencuentro, allí, el trasunto del suicidio conmueve por su reinvención. En cuarto lugar, irrumpe El pulidor de ataúdes: el destino, una simpática aparición cuya profesión, sin olvidar sus manías y su interacción con sus manipuladores, la hacen un personaje perfecto y destacado entre los demás. Y así, en último lugar, Madre ceniza: símbolo de vida y muerte, es la sublimación de toda la obra, un clímax de belleza mística y de silencio después de haber estado frente a lo frágil, lo sugerente y lo cómico.

2

Oficio de difuntos es una pieza armoniosa, en claroscuro que, por el uso del lenguaje no verbal, los espacios, la música y el enfoque de la manipulación de los títeres, destaca la responsabilidad de Jabrú y queda en el recuerdo como única en su género.

Albeiro Montoya Guiral

Tuve cinco perros y a todos los enterré bajo el mismo naranjo. (Twitter: @amguiral).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s