A Ulises

«Mi amado Ulises, me he cansado de esperar, he optado por el olvido, quiero tejer ilusiones renovadas y no aquellas que han marchitado poco a poco mi juventud, me he cansado del olor de la monotonía que impregna cada rincón de Ítaca.»

Francesca  Woodman
Foto de Francesca Woodman. Tomada de: http://goo.gl/Pfszpt.

Por: Lana Dick

Desde tu partida he cegado mi alma a la idea de emprender un camino lejos de ti. He jurado alimentar la esperanza que yace en mi cuerpo de mujer. He soñado con la gloria de volverte a ver. He acallado la impaciencia que, hostil, me hace desconfiar de tu amor.

He velado tu sombra en las noches atestadas de recuerdos lejanos, he ceñido a mi pecho el espectro de tus cabellos y el aroma de tus besos, he sido fiel a mi promesa desde el primer día cortándole las alas a cada amanecer. Pero hoy, que tengo claro cuánto te he amado, he decidido asesinar la insensatez de la esperanza.

No por cese de confianza ni muerte del amor, aún no estoy de luto. Aún visten de blanco mis mañanas y aún las flores despliegan su olor en el ocaso como en la primavera, pero precisamente hoy, después de tanto amor derrochado a los espectros de la noche infinita y a la luna, fiel testigo de mi espera, del constante tejer y destejer en la cumbre de la zozobra, he decidido luchar en contra de mi abnegación. He decidido creer en nuevas oportunidades y en algún tipo de egoísmo que clave una estaca en el corazón de la fervorosa esperanza que por tanto tiempo me mantuvo viva en el delirio.

Mi amado Ulises, me he cansado de esperar, he optado por el olvido, quiero tejer ilusiones renovadas y no aquellas que han marchitado poco a poco mi juventud, me he cansado del olor de la monotonía que impregna cada rincón de Ítaca. No quiero el cielo visto desde el balcón que por años ha añorado tu llegada, quiero el cielo que tú viste al partir, ese otro cielo que habla de aventuras y tentaciones.

No soy la misma y tú no eres el mismo, a mí me ha cansado la esperanza, a ti tal vez el errar por los mares y por mi parte, he decidido escapar al sosiego, dejarte a ti con tus años aventurados e irme yo también a la aventura, a librarme de las cadenas que mantenían presas mis ilusiones. Soy una mujer que aunque te ama, también ama la vida y la libertad, la espera me ha consumido, es hora de desangrarla entre mis manos.

Ni un solo día más tuya y de la cárcel de la esperanza, de lo incierto,

Penélope.


Lana Dick en Twitter.

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Un comentario sobre “A Ulises

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s