Úlceras que titilaron, estrellas venéreas

Ulcus. Tentativas sobre la crueldad. Proyecto 2046 (Bogotá) en la VI Muestra de Teatro Alternativo de Pereira, 22 de julio de 2014.

Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.
Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.

«Y también de los nonatos que nos llamaron
padre, padre mío,
por qué me has abandonado
desde la pisoteada y exangüe vagina de los preservativos.
Y también de las úlceras que titilaron en nuestro
perplejo amanecer
como estrellas venéreas
Héctor Rojas Herazo, Las úlceras de Adán

Ulcus. Tentativas sobre la crueldad es una comunión de teatro y performance que se adapta a todo espacio para nutrir las imágenes que crea y la provocación de los sentidos. Por su carácter interdisciplinar y la ausencia de una fábula, de una linealidad, pertenece a las propuestas que buscan superar las estructuras clásicas donde la cuarta pared de una sala convencional no permite una participación con el público, en esta ocasión cómplice y coautor, ser vivo a quien le fue respetada la sensibilidad: siguió instrucciones en la expectación-recorrido por la casa, y amalgamó su cantera de emociones con total libertad.

Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.
Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.

Esta representación está llena de imágenes donde priman la blancura, característica de la muerte por antonomasia, el frío, las sombras y la sangre. Se destaca el cuerpo femenino que habla sin sordina sobre los tipos de barbarie a los que es sometido. Ulcus. Tentativas sobre la crueldad se expresa a través de la luz, de lo audiovisual, de la secuencia sugestiva que confirma que la delicadeza es también una forma de terror. El escaso texto que hay, por lo anterior, pareciera innecesario y repite lo que con tanta armonía ya nos ha dicho por sí solo el montaje. Elementos macabro-fantásticos adaptados de Alicia en el país de las maravillas nos recuerdan la versión, quizá la más acertada dentro del cúmulo de tergiversaciones del medio editorial y cinematográfico sobre este libro, de una niña alucinada en la persecución del tiempo o conejo blanco, tragada por el interminable agujero de su cuerpo.

Del mismo modo la obra en cuestión pregunta por la vida, o mejor, por la muerte. Como lo hicieran los niños: preguntan con los ojos, con las manos, con la piel, por el sol, por los árboles, por la ausencia del padre, por las lágrimas de la mujer que bien podría ser la música pero es nuestra madre, como diría Aurelio Arturo, así este grupo bogotano conformado en su mayoría por mujeres, deja caer incógnitas sin la intención de que alguien las recoja. Pero si alguien, quizá porque le impide el paso, se atreve a recoger alguna entiende que no todo tiene o merece una respuesta, que no todos los gatos son pardos en la noche si no indefensos ante la amenaza de su sombra y que todo recinto está encantado por lo abyecto.

Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.
Foto: Ángel Ortiz González, Factótum Colectivo.

Proyecto 2046 de Bogotá, con Cecilia García a la cabeza, realza con esta obra las intenciones de la VI Muestra de Teatro Alternativo de Pereira: sacar el teatro de las salas y, de alguna u otra forma, darle la oportunidad al público de perder la mala costumbre de lo convencional haciéndolo partícipe con una voz importante de los procesos artísticos que convergen en la ciudad.


TwitterContacto

Albeiro Montoya Guiral

Tuve cinco perros y a todos los enterré bajo el mismo naranjo. (Twitter: @amguiral).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s