Cuenta un ciego espejo

Foto: Manuel Holgado
Foto: Manuel Holgado

Frente al espejo suelo hacerme preguntas simples, como quién es el que me ve, por ejemplo; por qué, el que descubrió los espejos, creyó que era cierto lo que veían sus ojos; por qué, de hecho, siempre le creímos a los ojos; por qué no se tienen registros del rostro nevado de dios o del rostro pedregoso del diablo; qué refleja un espejo frente a otro sin nadie que lo atestigüe; cuántos pares son tres moscas si están frente a un espejo; qué es un espejo.

Hay un espejo en frente mío. Según veo, el que se asoma soy yo y tengo que comprobarlo, así que le hago preguntas sobre mis manuscritos escondidos. Parece saberlo. Duda un poco, pero conoce su ubicación y el contenido secreto. Me arriesgo un poco y le pregunto por sus sueños y, luego de cruzar algunas palabras, para mi sorpresa, coinciden con los míos. Dudo si él es mi reflejo o lo soy yo, y de qué lado está el mundo real. Le pido entonces que me pregunte cualquier cosa para saber si sí soy su reflejo y que soy real. Su agilidad para preguntar resulta mayor que la mía; en menos de lo que canta un gallo me tiene confesando cuanto tengo planeado escribir. Sus preguntas son incisivas y agudas pero no hieren, como los buenos versos. Es un sabio que sabe preguntar. Lo adivino asertivo y poético. Corto su tanda responsorial con una pregunta maquinal. Me responde que es imposible, que nunca ha existido quien se traslade al otro lado del espejo, que los que lo intentaron quedaron atrapados en el tiempo para siempre. Pestañeo y descubro que soy el reflejo ciego de quien escribió esto y no sé cómo salir.

Pero aunque saliera, desde el espejo el regreso es hacia otro lugar.

Sergio Marentes

Animal que lee lo que escribe. Cabecilla del colectivo poético Grupo Rostros Latinoamérica. Fue fundador de «Regálate un poema» y editor de la revista Literariedad. Colaborador de diferentes medios Hispanoamericanos con aforismos, poemas, articuentos, cronicuentos y relatos de diferentes tipos. Ha publicado el libro de relatos «Los espejos están adentro» y ocho libros de poemas que no ha leído nadie.

Un comentario sobre “Cuenta un ciego espejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s