Gotas Amargas: la nueva columna sobre crítica poética

Parque de Pamplona, España. Foto: Noelia Martínez Bodas.
Parque de Pamplona, España. Foto: Noelia Martínez Bodas.

Soy Noelia. No por elección propia. Ni siquiera sabía qué era eso de Noelia al principio. Todos en mi entorno próximo ya sabían que yo era Noelia incluso antes de nacer. Siempre me desconcertó la idea de que otros supieran de mí más que yo misma. Y luego vinieron los poetas. ¡Esos sí que parecían saber más de mí que ninguna otra persona!

La poesía me aterra y me enfada. Me conmueve. A veces no la entiendo porque intenta evitar mi mirada obsesiva con rodeos que me descolocan. A veces rima. A veces no. Pero me engancha con una especie de anzuelo invisible. Irremediablemente me engancha.

Quiero que sepáis que en “Gotas Amargas” escribiré desde la humildad, desde la percepción socrática del “sólo sé que no sé nada”. En ella habrá sobre todo lectura. Lectura lenta y reflexiva. Lo que podréis leer serán mis opiniones atendiendo a si lo que leí me parece obra de un poeta o no y el porqué. Muchas personas escriben. Algunos incluso se ganan la vida con lo que escriben, pero pocos son poetas. Para mí, el poeta debe ser un instigador del pensamiento humano.  El poeta se mete en tu mente. Te sonroja, te asusta, te angustia, te cura o te mata. Esa es la premisa que moverá mis comentarios poéticos. Empiezo un maravilloso viaje del que estoy segura aprenderé muchísimo. Gracias por acompañarme.

Noelia Martínez Bodas,

Barcelona, España, 04 de diciembre de 2014.


@NoeliaMarBo.

gotasamargas@literariedad.co

Noelia Martínez

Lectora que escribe sus percepciones. Amante del lenguaje y sus posibilidades. Colaboro en http://Literariedad.co escribiendo la columna Gotas Amargas.

8 comentarios sobre “Gotas Amargas: la nueva columna sobre crítica poética

  1. Ser en una decisión personal, una opción en la vida libremente escogida. Nacer es un hecho fortuito, que no escogemos ni podemos controlar. Hacer o leer poesia es otra decisión libremente escogida, la poesia claro que es aterradora porque se arriesga el alma en cada frase, rima o verso. Pudiendo perderse en el espacio-tiempo el ser.
    desde el blanco inmenso y desde la humildad de las palabras escritas y pronunciadas la poesia es motivo de vida, es vida. Es un cordon que une, es un anzuelo que atrapa; es un sé para aprender, es un sé para trascender.
    Poesía y poeta, es ser comprometido, veligerante, tolerante, solidario, instigador, promotor, hacedor de palabras y sentimientos que sensibilizan, concientizan, educan, conmueven, promueven, curan o matan…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s