El pasado serpentea como trompa de elefante

Imagen: Tucay
Imagen: Tucay

Si la ciudad parece gritar de saciedad

eructando humo y publicidad

y hombres con hambre de mundo

hartos de lo que no cambia

se podría pensar que nadie piensa en la ciudad

o que la ciudad y sus hombres son incompatibles

o quizá que nadie sabe que existe la ciudad.

Pero las ciudades sí que existen

existen dentro de nosotros

y nosotros dentro de otros

y los otros en otras ciudades.

Así que si la ciudad grita de saciedad

es porque fuimos demasiados.

Sergio Marentes

Animal que lee lo que escribe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s