El pasado serpentea como trompa de elefante

Imagen: Tucay
Imagen: Tucay

Si la ciudad parece gritar de saciedad

eructando humo y publicidad

y hombres con hambre de mundo

hartos de lo que no cambia

se podría pensar que nadie piensa en la ciudad

o que la ciudad y sus hombres son incompatibles

o quizá que nadie sabe que existe la ciudad.

Pero las ciudades sí que existen

existen dentro de nosotros

y nosotros dentro de otros

y los otros en otras ciudades.

Así que si la ciudad grita de saciedad

es porque fuimos demasiados.

Sergio Marentes

Animal que lee lo que escribe. Cabecilla del colectivo poético Grupo Rostros Latinoamérica. Editor de la revista Literariedad. Fundador de «Regálate un poema». Colaborador de diferentes medios Hispanoamericanos con aforismos, poemas, articuentos, cronicuentos y relatos de diferentes tipos. Ha publicado el libro de relatos «Los espejos están adentro» y ocho libros de poemas que no ha leído nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s