Ojos felinos que cambian de forma y de color

Imagen: Fernando Revilla
Imagen: Fernando Revilla

Si el cielo de pronto se oscurece

resaltando el gris del cemento

el negro del asfalto

y el multicolor del cristal

sería posible tomarlo como una señal

un signo del final de los tiempos

un síntoma de la podredumbre del mundo

el otro lado de la moneda

nuestro otro yo

lo que pensamos cuando nos rechazan

el rostro del diablo

o que la muerte vino

por fin

por nosotros.

Pero si el cielo se oscurece de repente

es más conveniente suponer que lloverá

sonreír y olvidar el paraguas para que otro lo halle

salir a dar un paseo caminando

y disfrutar del buen día.

Sergio Marentes

Animal que lee lo que escribe. Cabecilla del colectivo poético Grupo Rostros Latinoamérica. Editor de la revista Literariedad. Fundador de «Regálate un poema». Colaborador de diferentes medios Hispanoamericanos con aforismos, poemas, articuentos, cronicuentos y relatos de diferentes tipos. Ha publicado el libro de relatos «Los espejos están adentro» y ocho libros de poemas que no ha leído nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s