Dos libros que hablan de otros libros – Enrique Patiño

La Noche en que Frankenstein leyó el Quijote
La noche en que Frankenstein leyó el Quijote, Santiago Posteguillo.

Por: Enrique Patiño

La sangre de los librosLa noche en que Frankenstein leyó el Quijote /Santiago Posteguillo (Valencia, 1967) /Editorial Planeta (2014 y 2013) / 222 páginas / $39.000

Leemos porque los libros nos cuentan historias. Leemos porque hay un ritmo, una vibración, una poesía, una conexión superior con el conocimiento o con las emociones mismas. Pero también leemos por curiosidad.

Santiago Posteguillo, el monumental historiador y profesor de lengua y literatura inglesa, el mismísimo autor de las novelas Los asesinos del emperador y Circo máximo, ha tomado algunas de sus más acertadas lecciones impartidas y aprendidas en la Universitat Jaume I y en sus cátedras, y las ha convertido en pequeñas historias sobre los libros. Y les ha puesto, además, todos los ingredientes que hacen que leer sea un placer: un ritmo, un suspenso que se plantea desde el inicio y una curiosidad que solo se revela al final. Pero esta vez, basadas en la vida real de los escritores que el mundo ha amado y que no la han tenido fácil para dejarnos el legado de sus palabras.

Así, a través de sus pequeños y fascinantes relatos, Posteguillo va revelando en el primer libro (La noche en que Frankenstein leyó el Quijote) si fue cierto que Shakesperare escribió las obras teatrales de Shakespeare; la manera en que J.K. Rowling tuvo que rogar en editoriales para publicar una historia sobre un niño mago al que nadie le quería prestar atención hasta que una niña, hija de un editor, descubrió el encanto de Harry Potter; revela la historia detrás de por qué usamos un orden alfabético y cómo se estableció; la ira profunda de los lectores cuando se enteraron de que Sherlock Holmes iba a morir y cómo obligaron a Arthur Conan Doyle a revivirlo; el encarcelamiento de Cervantes y cómo le inspiró a escribir su obra magna; el rechazo a la obra de Jane Austen y los duros detalles de cómo vivía Dostoievski o cómo Dumas producía sus obras.

Y así, entre historia e historia, surge la fascinación por seguir leyendo más de esos autores clásicos. Un primer libro que se queda corto y sin duda gracias al cual surge La sangre de los libros, con la intención de acabar de contar algunas de esos relatos detrás de los libros y los enigmas que la mayoría de los lectores desconocen sobre los grandes nombres de la literatura universal. En La sangre de los libros se aprende sobre la misteriosa desaparición de Agatha Christie, acerca de la forma en que Robert Graves creó Yo, Claudio, sobre la muerte de Isaac Asimov y la justicia poética a su obra, o sobre la condena a muerte de Séneca o las vidas pendencieras de Lope de Vega y Pedro Calderón de la Barca. Todos, relatos amenos y bien construidos. Y todos, un homenaje a la literatura que definió el mundo.

Posteguillo logra así el doble encantamiento de escribir sobre libros y de darle al lector la curiosidad de leerlos. Porque eso logra: que el lector salga decidido a buscar a los autores que no la tuvieron fácil para descubrir en sus palabras el misterio de su enjundia. Posteguillo demuestra bien que su afán por la historia no se limita a la antigua Roma. Sabe mucho de todo. Y disfruta narrándolo para que la historia siga viva en sus lectores.

Enrique Patiño

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s