El árbol de la vida muerta

Imagen: Jean Carlos Castro.

Me arroparía con una hoja de Parra

si el fin del mundo se lleva toda lo mío

y me deja como vine la primera vez.

Me arroparía con una hoja de Parra

si estuviera desnudo en el paraíso

y una voz desde el cielo me llamara pecador.

Me arroparía con una hoja de Parra

en donde escribiría lo único que importará:

mi nombre y apellido, mis datos personales,

antes de ser llevados al gran archivo

y olvidados para siempre dentro del polvo.

Hablo de las hojas de Parra,

de Nicanor, mi poeta,

no de las del árbol del edén

las que escondieron la vergüenza.

Hablo de un hombre como si hablara de un pueblo

porque del pueblo tendría que hacerlo al contrario

y tendría el tamaño del mundo entero.

Sergio Marentes

Animal que lee lo que escribe. Cabecilla del colectivo poético Grupo Rostros Latinoamérica. Fue fundador de «Regálate un poema» y editor de la revista Literariedad. Colaborador de diferentes medios Hispanoamericanos con aforismos, poemas, articuentos, cronicuentos y relatos de diferentes tipos. Ha publicado el libro de relatos «Los espejos están adentro» y ocho libros de poemas que no ha leído nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s