Poemas de Antonio José Díez Jiménez

Antonio José Díez Jiménez * concibe las artes plásticas como algo que va más allá de la objetualidad, como un diálogo con los seres que pueblan su mundo, por lo tanto las alterna con la poesía y la bicicleta, es decir que enfoca su vida a la creación de imágenes.

 

El Cangrejo

Lo vi con los ojos del recuerdo
Y regresé para corroborar que lo veo,
Pinzando el aire, amenazando los neumáticos.

No me detengo entre destinos
Yendo del sol a la luna llena, de una montaña
A la reverberación de ladrillos rojos y grises de la ciudad.
Me hace suyo una vez más la incertidumbre
Mientras busco cobijo de la noche que se avecina.
Extraño una piel ajena y suave,
Agitar los brazos, rendirse al espasmo sin promesas,
Entregar un momento de la única gloria conocida
Por mis fuerzas, y sofocar la angustia levemente.

El futuro del cangrejo está en lo incierto
De los recuerdos que se adhieren con desorden
A este sentimiento que supuse alejado
De la carne blanda de mi empeño.

 

 

Intemperancia

¡Cómo es impertinente la inspiración!
Que llega cuando menos la esperas
Y te pone a escoger: “¡Mi magia o la vida..!”
A mitad de la carretera, acosado
Por alcanzar al poema;
Afán a más de cien kilómetros por hora,
Avecindado a la muerte, no de papel,
Sino de duro asfalto y oposición de metales,
Violenta entre máquinas desenfrenadas.

He dicho “escoger”, ¡como si pudiera elegirse la vida!
Como si no fuese eso que sucede mientras –ausente-,
Voy retorciéndome, tratando de eludir su ley misteriosa
Irreflexiva, impaciente, dominante.

 

 

Leve distancia

Los libros, como los árboles, tienen hojas,
Pero, tal vez, en nada más se parezcan.

Pero hay algo más:
Que a todas estas hojas las cruzan nervaduras…
Y más: las hojas calman muchas hambres.
De sabores, de saberes
Están llenas las hojas.

Y si las hojas sienten hambre de la luz del sol
Entonces, se abren al cielo;
Y si los hombres sienten hambre de saberlo todo
Se abren los pensamientos a todas partes.

Y como sucede que están llenas las hojas
De sabores y pensamientos… de tantas cosas,
No puedo decir
Cuál hambre es la que siento ahora.

De modo que es mentira que entre un árbol y un libro
El parecido sea poco, pues, llanamente no hay parecido:
Son en verdad el mismo verdor, del mismo ser
Por tanta semejanza, de un árbol a un libro.

Y mi ser,
Aunque coma las hojas amargas del libro o del árbol,
O del árbol y el libro,
Habrán de caer secas todas las hojas,
Cuando pase nuestro tiempo.

 

 

La brega

Levántate con el pie derecho, haz lo necesario,
Eso que no guían los valores de consenso.

Es preciso olvidar
De sí mismo, el nombre íntimo, el gusto, el género
La compensación inmediata;
Y de los otros, todo lo demás, olvidarse por completo.
Olvidar frente al espejo, la esfera del planeta
Ceñida a tu cráneo.

Porque lo que importa es perderse entre
Las olas de anonimato, danzar a la trilla del ritmo de
Los grillos frotando sus patas tras la ventana, o
De las tuercas flojas de los viajes por calles, a pie,
En aros de ruedas, o del modo que quieras.
Rodar por el mundo, rotar con el mundo
Es cuanto queda después de la brega y la fatiga;
Lo saben de sobra, vencedores y vencidos.

Y lo saben también los muertos -que son más-,
Con su fuerza imposible, impotentes
Que no se puede retener la vida, ni este cuerpo
Que es tuyo y de ningún otro, que tanto amas
Y malgastas o escatimas.
 

 


(*) Antonio José Díez Jiménez (Filandia, Quindío, 1966).

Es Maestro en Bellas Artes, Universidad de Bogotá Jorge Tadeo Lozano [1995]. Desde 1993 expone sus trabajos de manera independiente e ininterrumpida.

Movido por esta reflexión, desde 2012 se enfoca en la escritura de poesía como orientación y fundamento de su obra plástica, o como fin en sí misma: Toda imagen aspira profundamente a la poesía, es poema expresado a los ojos; entonces, usa la palabra para inducir a su oyente a la creación mental de la imagen sugerida en palabras, mediante los elementos del lenguaje, ritmo, sonido, imagen; útiles a este fin.

Ha recibido varios reconocimientos a nivel nacional en el campo de la plástica, entre becas, exposiciones individuales y premios; la mayoría, mediante convocatorias públicas de instituciones oficiales.

Se desempeña como tallerista, tutor en la Universidad Nacional de Colombia, sede de Bogotá; Auxiliar Docente, y en colegios públicos de la ciudad.

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s