Poemas de Alejandra Lerma

Alejandra Lerma *

Poemas de Precisiones sobre la Incerteza

Libro Ganador del segundo lugar en el I Concurso  de poesía Tomás Vargas Osorio 2016

 

 

 

 

Tan tranquilo yace un cuerpo sobre el puente

 

Tan tranquilo yace un cuerpo sobre el puente

abajo pasa el río

el agua clara

 

La vida no se entera de la muerte

somos la carne triste de los días

 

Ese hombre fue alguien

tuvo un nombre

una mujer se habrá  esforzado por dejarlo

otra  lo llevará en su pecho, como un dije

 

Tan tranquilo yace un cuerpo sobre el puente

no es más que dos zapatos

un saco gris

un bolso rojo

un envoltorio incierto

que a nadie dice nada

 

Abajo se oye el río

el murmullo del agua   entre las  piedras

el hombre ya no escucha

su cuerpo se ha callado

se ha caído

como un árbol cualquiera

en un bosque  en silencio

 

Tan tranquilo yace un cuerpo sobre el puente

lo contemplo como a un paisaje torpe

perdido entre las dunas de mi mente

me parece que podría levantarse

saludarme despacio

preguntarme  la hora

y  seguir caminando.

 

 

 

Hemos tardado mucho en construirnos

 

Hemos tardado mucho en construirnos

los derrumbes, por el contrario, son instantáneos

 

Siglos sobre eternidades para que existan las ciudades

años de resistencia  para dar forma al amor

y sólo se requiere un pequeño segundo

menos

una milésima

y todo habrá acabado

 

No valdrán oraciones

ni llantos hondos

la esperanza es un traje raído

 

Quedaremos igual que en el principio

desnudos

sangrantes

desposeídos de todo

creyendo que el vacío es  la carga más pesada de llevar.

 

 

 

Todo lo he leído mal

 

Todo lo he leído mal

el mundo no me alcanza

soy pequeña

mi cerebro se astilla ante cada idea

 

Estoy cansada de no entender

de perseguir  siluetas que imaginan otros

de codiciar una vida lejana

un cuerpo firme

 

No sé leer

no sé  escribir

he sido una mentira

entre los gestos turbios del papel.

 

 

 

El final

 

El  final será un  campo de trigo  bañado por  la luz

sin nadie  para verlo

sin nadie que confirme su existencia

el final sólo será la ausencia de lo humano

el comienzo de otra vida.

 

 

 

 

 

Poemas del libro Oscuridad en luz alta

 

 

 

Futuro imperfecto

¿Cómo será el rostro de mi padre cuando muera?

¿Compraré azucenas o me quedaré inmóvil mirando los floreros vacíos?

¿Qué tamaño tomará mi corazón al darse cuenta?

¿Llevaré zapatos altos al entierro?

¿En el hombro de quién recostaré mi cabeza?

¿Discutiré con mamá la frase del obituario?  ¿Mamá estará todavía?

¿Mi hermana llorará junto a mí o se encerrará en su rostro?

¿Cuál frase guardará mi memoria, olvidaré su malgenio, pondré en un pedestal sus cinco virtudes?

¿Podrá recordarme él a donde vaya, me llevará en su angustia o en su sueño?

¿Cuantos días me vestiré de negro?

¿Aullaré de remordimiento por lo que callé o por todo lo que le dije?

¿Será el silencio de la tierra o el crepitar del fuego lo último que escuche?

¿Guardaré la sortija de su dedo anular o evitaré sus cosas, como si fueran tristes?

¿Descubriré una noche que lo estoy olvidando?

¿Abriré mis heridas, me obligaré a gritar, dudaré de mi amor?

La incerteza es lo cierto

Me hago estas preguntas en una mañana cualquiera

mientras papá sirve un tazón de aguapanela humeante

y me mira escribir sin saber lo que pienso.

 

 

 

 

A la anciana que seré

 

Aún no nos conocemos

pero estoy muriéndome de a poco

para que existas

Voy a dejarte un cuerpo que ostentarás gloriosa

de haber sido la que fuiste

la que no vendrá nunca más a contemplarte ante el espejo

Recordarás la firmeza de estos pechos

la angustia de tu cabello herido

por el verano seco

La valentía alegre de sonreír con los dientes intactos

el desparpajo de entregar tu cuerpo

a otro cuerpo

en plena luz

 

Lo fácil

lo fugaz

que era el amor

En cada lunar hallarás una arruga

como un cráter del tiempo

Te dolerán los huesos

no podrás saltar más para alcanzar estrellas

–espero que a esa altura tengas constelaciones propias–

Se te va a caer todo

y en ese abismo virtuoso

te encontrarás a ti libre de máscaras

libre de esta fútil belleza que te pesa en los hombros

y en las caderas anchas

Vas a ser tan tú, tan yo

es decir, tan nosotras

 

Reirás de pronto al leer un poema

de una niña extraviada que cumple 23

y revienta de llanto ante el reflejo oscuro de su rostro.

 

 

 

 

Oscuridad en luz alta

 

La vida es un pasillo oscuro

en el que nuestra sombra enciende velas

Sonreímos

en el fondo hay violencia

somos un dolor intermitente

Para poder vivir hay muerte en abundancia

dejamos nuestro rastro de caníbales

perseguimos el oro y el fracaso

Estamos ciegos

iluminados de angustia

cansados de querernos

Todo es un hermoso río marchito

que resuena en la mente

Jamás comprenderemos

la eternidad es silenciosa

Intentamos amar a los otros

descubrir en la deformidad

la belleza de Dios

La oscuridad es un pacto de la luz  para podernos ver.

 

 

 


(*) Alejandra Lerma nació en Cali en 1991, pero al escucharla hablar de Restrepo, el pueblo de su infancia, pareciera tener la edad del recuerdo. Le gusta caminar la calle quinta de su ciudad mientras columbra los rojos tejados sobrevivientes, y espera con avidez la brisa de la tarde. Habla de la fragilidad como de Szymborska, pero entonces su voz se hace fuerte y su palabra acoge los matices de lo ineluctable. Es estudiante de último semestre de Comunicación Social y Periodismo en la Universidad del Valle.

 

 

 

 

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s