Prólogo de Cristóbal Peláez al libro conmemorativo de la Muestra de Teatro Alternativo de Pereira

Foto de Cristóbal Peláez, tomada en la IV versión de la Muestra.

 

La Muestra de Teatro Alternativo de Pereira, según Cristóbal Peláez

A lo extenso de nuestra trayectoria teatral hemos visto nacer y morir muchos proyectos escénicos. Nuestra memoria recuenta todas las alegrías que nos provocan los nacimientos y también las tristezas por todo aquello que se extingue, como parte del modo natural biológico de las cosas; algo que se entiende racionalmente, pero donde las sensaciones son inevitables.

En el pletórico panorama del teatro colombiano hay de todo: proyectos que existen sin fluido vital (¿su grupo es apoyado por el estado o es sostenido por el estado?); proyectos que están ahí con un papiro de personería jurídica y sus obras se representan en los escenarios por allá cada que renuncia un papa; proyectos que son en un 90% virtuales (90% Facebook); proyectos cuya razón de existencia está en la sobrevivencia y utilizan las formas de la representación para ayudar a vender Bon-Ice (están en su derecho, no es ilícito); proyectos que también utilizan el escenario para difundir la verdad ─fundamentalistas─ (el teatro “es así” y “debe ser hecho así” y quien no lo haga “así” no está haciendo “verdadero teatro”); otros proyectos, afortunadamente docenas, que guardan intenciones y razones profundas, es decir, la pasión (¿enfermiza?) por la representación. Aun así, a muchos se les escucha este pensamiento: “Yo culpo al gobierno de que yo me haya dedicado al teatro”.

Dentro de los innúmeros siempre nuestra mirada, y quizá el ojo de todo el país teatral, ha recaído en el particular proyecto de la Corporación Cultural Marcapasos Público, que representa al grupo Cicuta Teatro, que a su vez regenta el espacio SALAestrecha. Se supondría un gran combo de gente moviendo la maquinaria de tres instituciones, pero adentro solo hay tres almas que deambulan entre sus piñones: César David Salazar, Mauricio Robledo y Jorge Bueno, muchachos raros, sospechosos, que por añadidura a la dramaturgia, actuación y gestión, empujan cada año la Muestra de Teatro Alternativo, encuentro teatral que trata (¿inútilmente?) de romper la indolencia de la próspera-caótica Pereira.

A empujones, maltrechos, llegan los buenos muchachos a la octava edición, y han tenido el mérito de poner a circular obras nacionales e internacionales, donde hay siempre una programación con calidad y tinte diverso, que puede contener desde agrupaciones de reconocida trayectoria hasta un muestreo de la escena off, alternativa. No el teatro como expresión de éxito, de cultura, de espectacularidad, todo lo contrario: como afirmación de derrota, de contracultura; en un mundo donde la prosperidad está ligada al crimen, a la corrupción, a la victoria del hambre y de la muerte, la Muestra reclama para sí otros conceptos: la solidaridad, la improbabilidad, en suma, el valor del gesto creador contundente contra la indiferencia y el agüevamiento espiritual de la ciudad sin puertas.

Cristóbal Peláez González
Director del Teatro Matacandelas de Medellín

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Un comentario sobre “Prólogo de Cristóbal Peláez al libro conmemorativo de la Muestra de Teatro Alternativo de Pereira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s