Hacerle frente a la desesperanza | Editorial

En la foto: Álvaro Cepeda Samudio.

Después de los resultados del plebiscito que buscaba refrendar el fin de la beligerancia más larga de Colombia, después de recibir ese golpe bajo de la decepción, y de ver que la esperanza se desmoronaba como un castillo de naipes, sentimos, en primer lugar, que nuestro trabajo en pro de compartir la literatura, de intentar abrirnos un espacio, aunque reducido, en la cultura, y con nosotros, a todos los peatones que nos colaboran domingo a domingo, no tenía sentido.

De qué servía, pensamos, asumir la edición literaria como una bella forma de la educación, si la mitad del país se mostró indiferente ante una instancia histórica como esta, y la otra mitad se dividió entre las víctimas que optando por el SÍ al desarme de las almas decían de qué se trata el perdón, y entre el corazón pútrido y vergonzante de Colombia que le dijo no a una necesidad colectiva, al reclamo de la memoria.

Sin embargo, analizando el asunto a profundidad, recordamos que todo este trabajo, como el de todos nuestros amigos, escritores, sembradores de la cultura, acompañantes de las comunidades vulnerables, se ha hecho siempre por amor y con total convicción de su utilidad, de su importancia. Por lo tanto, queremos insistir en que por más oscuridad que parezca avecinarse, por más enteras y lúgubres noches que caigan sobre nosotros, no podemos decaer. Debemos resistir, hacerle frente a la desesperanza trabajando en la cultura, involucrando a ese puñado de amigos que siguen nuestro propio norte: el de la reconciliación.

Nos estamos haciendo viejos en esta revista, y muchos de nuestros familiares ya no están. Consideramos importante aferrarnos hoy más que nunca a la resistencia desde la palabra. Los niños y jóvenes de hoy en día no merecen el mal que les están haciendo. Los poetas no deben ser indiferentes en este momento al país aunque sepan, como diría Baudelaire, que sus alas enormes les impiden caminar.

Bogotá, 3 de octubre de 2016

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

7 comentarios sobre “Hacerle frente a la desesperanza | Editorial

  1. Queridos amigos,

    agradecemos el mensaje y nos unimos a la labor de todos los que amamos las palabras y los libros para seguir construyendo espacios de encuentro. Gracias por la labor de tantos años.
    Abrazos solidarios,

    Lucía y amigos Sílaba

  2. Definitivamente desconcertante y doliente la jornada que vivimos ayer en Colombia, y aún más para mí, que siendo extraneus y ajeno a toda la guerra que se ha vivido desde hace mucho tiempo atrás sufragué por primera vez pensando en un país sin guerra y sin violencia. Sin embargo, creo en un futuro alentador para esta tierra tan hermosa y tan llena de gente de progreso, pues Colombianos somos todos los que creemos que es así, los No nacidos aquí y los que SÍ. Ni un paso atrás daré, pues creo que ahora mi deber como ciudadano de este país y como educador en esta sociedad es seguir sembrando semillas de esperanza en las nuevas generaciones que vendrán. Saldremos adelante todos, los del SI y los del NO, pues no se trata de bandos opuestos sino de familias enteras que anhelan la paz, la esperanza y la reconciliación que por mucho tiempo le ha sido esquiva a sus hijos. Una vez más, recuerdo a mi patria y viene a mi mente “Martí” y susurro sus palabras casi proféticas pensando en lo que le espera a esta tierra que hoy hago mía: “Los hombres de estos tiempos han de tener dos épocas: la una, de derrumbe valeroso de lo innecesario; la otra, de elaboración paciente de la sociedad futura con los residuos del derrumbe”.

  3. La esperanza nunca debe perderse, todo tiene su momento. El poeta, el escritor, todo aquel que entrega su palabra debe saber que será escuchado por los corazones que estén preparados y así, dentro del gran caos que pareciera existir, todo se está creando nuevamente. Un gran abrazo

  4. Los sueños son inquebrantables, no hay manera de que sean borrados de nuestro firmamento. Con Uds., y con los soñadores, hasta el final. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s