El espejo del infierno

Por: Juan Guillermo Ramírez

 

“La vida es peligrosa. Por eso es necesario hacerle frente”. Abel Ferrara.

 

Secuestradores de cuerpos (1993) de Abel Ferrara no asume en extenso el título de la película de Don Siegel –Invasion of the body snatchers– y de la cual constituye el segundo ‘remake’. Sus dos términos principales son suficientes para identificar un proyecto que es consciente –y que sabe que nosotros sabemos- de ser la repetición programada en una secuencia anterior.

En 1956, Don Siegel realiza una adaptación de una historieta de ciencia-ficción aparecida en el “Collier’s Magazine”, escrita por Jack Finney y que obtiene mucho éxito marcado por la guerra fría y de un rigor muy lánguido: “Invasión de los profanadores de sepulturas”. Phillipe Kaufman hace, en1978, un ‘remake’ que se sitúa en el punto de encuentro de aquello que se puede representar para el cine estadounidense de los años 70: por la voluntad crítica de desmontar las causas y los efectos y de contextualizar, tomando el presente, las peripecias del relato. La película de Kaufman planteaba la relación dialéctica que une y separa simultáneamente, todo ‘remake’ a su modelo original. Su duración, casi dos horas, sus precauciones psicológicas, su realismo proveniente de una voluntad ordenada, proponen una nueva lectura.

Secuestradores de cuerpos toma consciencia de una anterioridad que va a nutrir una posición coreográfica, bajo la forma de un golpe de conocimientos, anteriormente adquiridos por el espectador y permiten así no detenerse sino un mínimo de justificaciones. Se podría decir que la película de Ferrara inaugura una era del ‘post-remake’, en donde simplemente se trata de definir con relación a un modelo pero utilizándolo como una base programática. Secuestradores de cuerpos puede ser considerada como una de las formas más acabadas de una estética de la programación que llega de la televisión, describiendo la única alternativa a la crisis de la producción por lo que atraviesa el cine del género.

foto-1

Secuestradores de cuerpos no es, por tanto, una variación barroca o manierista de una obra original. Revela una lógica diferente, menos arriesgada y por lo tanto, menos ambiciosa, que la de un Brian de Palma que rehace el cine de Hitchcock. La restricción temporal y espacial –toda película se desarrolla al interior de una base militar– transforma, efectivamente a la película, en una reflexión casi abstracta sobre las formas que estructura en la actualidad, lo imaginario del cine estadounidense.

Los hombres son reemplazados, poco a poco por seres extraterrestres que asumen su apariencia. Imagínese un mundo sin conflictos, predice uno de los ‘aliens’.

La película de Ferrara se convierte en una de las primeras ficciones del período de la postguerra fría, de la postguerra del Golfo –la alusión que aquí se presenta no es por lo demás gratuita–. Se puede advertir muy bien el cuestionamiento radical a la única imagen positiva que los Estados Unidos intentan venderle al mundo: la de las operaciones militares, la de sus generales satisfechos. Pero el verdadero espectro que deambula sin cesar a lo largo de la película es el fin de la historia. Como si Estados Unidos, privado de todo enemigo, se viera amenazado por dentro, ya no hay explosión sino implosión. La desaparición de un orden dialéctico está acompañada de la emergencia de una forma estática fundada en la multiplicación desordenada del mismo. El principio adoptado por la película conduce a la unión diferencial entre los humanos y sus dobles extraterrestres. Todos vestidos con uniformes evidencian la misma inexpresividad amenazante.

Secuestradores de cuerpos es la ilustración concreta de una lógica abstracta enunciada por el filósofo francés Jean Baudrillard en “La transparencia del mal”: Los virus proliferan desde que tengan un espacio libre. En un mundo purgado por viejas infecciones, en un mundo clínico ideal se desarrolla una patología impalpable, impecable, nacida de la auto-desinfectación.

 

FILMOGRAFÍA

  1. Pasolini.

Welcome to New York

  1. Six Days in the Life of a Genius
  2. 4:44 Last Day on Earth
  3. 42 One Dream Rush

Napoli, Napoli, Napoli

  1. Chelsea on the Rocks
  2. Go Go Tales
  3. Mary
  4. Un cuento de Navidad
  5. New Rose Hotel
  6. The Blackout (Oculto en la memoria)

Historias del metro

  1. El funeral
  2. The Addiction
  3. Secuestradores de cuerpos

Juego peligroso

  1. Teniente corrupto
  2. El rey de Nueva York
  3. El cazador de gatos
  4. China Girl
  5. La historia del crimen – Episodio piloto (TV)

El gladiador (TV)

  1. Ciudad del crimen
  2. Miami Vice – Corrupción en Miami (Serie de TV)
  3. Ángel de venganza
  4. Killer (El asesino del taladro)
  5. 9 Lives of a Wet Pussy
  6. Could This Be Love
  7. The Hold Up (C)
  8. Nicky’s Film (C)
Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s