Pos punk

¡Yo porque no pude, o sino hubiera sido un muy buen punketo! Más papista que el Papa. Puro desorden, terrorismo  y ganas de golpear. De hecho, lo que escribo tiene algo de eso: ganas de que se queden aquí para ponerles mi zapato derecho en el culo. No sólo a ustedes. He pensado en hacerme daño. Agarrar un cuchillito de la cocina y rajar un poquito mi piel. Quizá por los tobillitos, para que nadie sepa mi sufrir. Mostrarle a la vida lo que soy. Como Oliveira, pero en Pereira: una situación muy triste: un negro clase media baja, punketo, medio estirado, es decir, fresa, sin educación y futbolista: pobre marica.

Pero todo bien. No hay problema. Los quiero tanto como para no obligarlos a leer hasta el final: ni siquiera he buscado el arma blanca. No pasó nada y no pasará. Sus culos y mis tobillitos están seguros. No pude ser lo que les digo que hubiera sido muy bien, solamente porque soy un mariconcito para nada lucido que le gusta asustar a la gente y llevar la contraria. Soy un tipo que va de normal escondiendo un futuro incidente, como cualquiera, o como cualquier buen personaje: apretando los labios y mordiendo la lengua para que el estrellón no sea tan duro y no me dañe los dientes. Fiel a lo que escondo, voy moviendo la cintura de manera nerviosa. Con las manos sobre el volante, aguardando. Mis conocidos esperan escuchar alguna vez “Juan atropelló un peatón”, pero no, la tragedia no termina.

Hace poco estuve a punto. Iba como les digo que voy. En la silla del copiloto llevaba una bolsa con plátanos verdes. Di un giro y uno de ellos se salió y fue a parar abajo, cerca de la puerta. Lejos. No sé por qué, en serio, pero me mandé dizque a recogerlo sin parar el micro. Dejé soló una mano sobre el volante. Tenía que girar a la izquierda. La mano llevo tanto el giro que, efectivamente, eso hice hasta que el carro se montó al andén y casi PUNK, contra una casa. Retomé. Apenas avancé diez metros, creo, se me atravesó, literal, un peatón, y, pos casi, pos otra vez, pos después: POS PUNK.

*¿Será que tengo que aclarar quién o qué es Oliveira? No. ¡Coman mierda, eso lo sabe todo el mundo!


Dibujo de Hugo Emmanuel Figueroa

jdiosa

Un comentario sobre “Pos punk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s