Te juro que no, que nunca volverá a pasar, ¡que no!, nada tendrás que reprochar

“¡A MIS TRECE AÑOS MI PADRASTRO ME VIOLÓ!”

Valentina me dijo, con la voz quebrada, “ya lo tengo superado, a mí eso ya ni me importa ni me asusta”. Me perdonan la extensión de esto, salió así. No estoy obedeciendo a una moda de hablar del abuso a las mujeres ni del mandato de masculinidad que cargamos los hombres y que algunas mujeres nos exigen. Tampoco es que pueda hablar del tema como un experto. Si sé algo sólo se debe a lo mucho que confundía el consentimiento con el abuso.

 

Título de la entrada extraído de una canción de Aterciopelados.

Dibujo de Camila López.

jdiosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s