Dukkha

Dukkha *

Uno es víctima de su propio éxito. En mi caso de uno muy mediocre que se debe a lo más concreto y gratificante que me ha pasado con la escritura: haber hecho que pasara un adefesio de texto como trabajo de grado para graduarme de la licenciatura que estudié: convencí a los que tenía que convencer.

Yo empecé con un sueño muy popular: ser como Gabo. Típico de la clase media aspiracionista: un trabajo que le dé gusto a los demás. Soñé con un camino tradicional: empezar a leer lo que se atravesara, empezar a escribir, asistir a talleres de escritura, escribir en secreto, concursar: ganar, mandar textos a los periódicos, que los reciban: conseguir gran éxito, seguir escribiendo y ganando reconocimientos.

Pero yo, realmente, era un despreocupado, un forajido de los formatos y de la vida. De eso que me proponía solamente cumplía con leer lo que me diera la gana.

Yo creo que a todos nos pasa, cuando llegamos a cierta edad en la que ya pasamos el colegio y la universidad, que no sabemos exactamente cómo fue que pasamos algunos grados o algunas materias. No sé cuántas sean las de cada quien o si las tengan, hay gente consciente de lo que hace e hizo, pero yo, semejante desertor de las tareas y los trabajos en grupo, de los conceptos y las ideas de otros, no sé cómo, tal vez atrincherado en la risa que les provocaba a los demás,  pasé octavo, noveno, décimo, undécimo y toda la universidad.

Luego sí me despidieron y me fui de muchos grupos: de Carrefour, de conductor de microbus escolar, de taxista, de los grupos de Whatssaap de conductores de UBER, de UBER, de la facultad de Derecho, de ser formador en Emprendimiento empresarial de Recicladores de oficio, de ser formador  en economía solidaria de excombatientes de las FARC y de otras, creo.

Me importa una kk. Soy  anómalo. Lo acepto, por fin, para mí. Creo que ningún texto que haga como cuento o lo que sea va a ganar un premio de mierda alguna vez. Si hasta  la libertad que tengo aquí, en esta revista, me parece una camisa de fuerza. ¡Eso sí!, me la paso preguntando, a personas de mucha confianza, si lo que escribo les gusta y me la paso viendo cuántos leen estas entradas y a cuántos les gusta.


* Dukkha: sensación de insatisfacción nuclear a la malhadada condición del sufrimiento humano, del dolor físico y la enfermedad, el conflicto psicológico, la ansiedad y la angustia y de una característica más profunda del mundo como es su carácter insustancial.

Dibujo de Camila López.

jdiosa

Un comentario sobre “Dukkha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s