Selección de poemas – Francisco Catalano

                                Hay unos peldaños al vacío. Imagen: Pixabay

Presentamos esta selección de poemas de «El libro 3» ganador del XXI Premio de Poesía Fernando Paz Castillo del poeta venezolano Francisco Catalano.

 

“tiene un giro silogístico, lúcido y experimental uso del lenguaje, coherencia discursiva que sostiene su voz, al igual que el juego espacial entre el poema y la página en blanco. Su diálogo interno es conmovedor y auténtico, que ofrece al lector una propuesta dialógica y visual del trabajo escrito con audacia creativa. Aborda el manejo de la duda permanente en el hecho poético y alcanza lo trascendente por su voz íntima, sostenida y profunda”.

Veredicto del premio de Libro 3

Jurados : Ingrid Chicote, Astrid Lander, Jairo Rojas Rojas.

 

Por Francisco Catalano

 

 

l

 

 

Lo innombrable suena

 

 

 

                    sea ahuecando la sordera

 

                                                                   o tan sólo destruyendo, rearmando o avivando

                                                                                                  todo aquello que no escucha

 

 

 

               sea vaciando el hueco del mutismo

                                                                             porque no es lo que falta del sonido sino

                                            lo que sobra del silencio aquello que dilapidamos en poemas

 

 

 

 

            sea callando la ilegibilidad de la muerte

 

                                                                               aunque su inaudible firma se lleva todo

                                                          a otro ningún lado quizás, incluso, frente a nosotros

 

 

 

 

         sea ensordeciéndonos con vida

 

                                                                pues su estruendo realmente no descarga nada;

                                                             sino que carga con todo aquello que nos devuelve

 

 

 

 

¿y sobre qué más versará este libro?

 

(manifiesto que abre el Libro)

 


 

Apoyé mi mano a un hueco

y el hueco me sostuvo:

no hay nada más duro que un vacío

 

yo no intentaba llenar nada

ni expandir la nada que ya había

mucho menos conquistar o barajar

una ausencia antologable

 

yo sólo me apoyaba, tan así

que aun palpita en mi palma lo inasible

como el ruido de un río que no veo

 

ahora todo lo que toco es vacío,

la piel de mi mano es la del hueco

y ya no tomo lo que tomo de las cosas

sino lo que no tomo, sus espaldas

 

¿será la espalda de la espalda este poema?

 

 


 

 

Bienvenido al presente

 

 

 

 

                                                                 Escribir es crear(se) un oído

 

 

 

 

El colibrí sabe bien cuánto no pesa

 

 

 

 

 

                                                                                      Sobreviví cifrándome en aire

 

 

 

 

 

                                                                                          El cielo es una abreviatura

 

 

 

 

 

¿Será mi palma abierta mi máscara por dentro?

 

 

 

                                                                               ¿Quién sabrá su máscara por fuera?

 

 

 

 

 

                                             l es mi puerta

 


 

“La rosa

no buscaba la rosa.

Inmóvil por el cielo

buscaba otra cosa”

 

García Lorca

 

 

Todo es un Uno

 

y no existe un Dos

 

 

no existen copias         logaritmos

 

o ciclos                  o sombras

 

nada busca al dos que nada busca

 

 

 

Todo grupo es un jardín de unos

 

 

pero ser uno no basta

 

ser uno es demasiado

 

 

 

así, un uno busca a otro uno

 

pero no para mentir

sumándose o restándose

en las ausencias espaciales

de ecuaciones planas

 

un uno busca a otro uno

 

para bailar

 

para hacer operaciones imposibles

en el espacio potencial de un signo

con una regla circular imaginaria

 

para infinitar la página

donde están escritos ambos unos

y quizá también todas las cosas

 

 

aunque ya no haya cosas

 

 

o páginas

 

o unos

 

 

porque uno más uno no es dos

 

 

porque uno más uno no es uno

 

 

 

 

porque uno más uno

 

 

es cero

 

 


 

 

Por aquí pasaron

las lagañas, los tic, las ojeras,

los insomnios, comiquitas,

la lunchera perdida, el mérito a la lectura,

las frutas nuevas, los gritos en la sala,

la ventana rota del hermano ebrio,

la litera, la litera de arriba,

las pantaletas en la ducha,

el balanceo en la reja, su charla, el balón,

el patio, las barras, las planchas,

las conchas de fruta en la sobremesa,

el orden histérico, la misa, la velita,

el piedrero ebrio gritándole al cura en la puerta de la misa,

el cura que lo ignora,

el paso lento de mi padre:

“Vayan, ya los alcanzo”;

el crucigrama de los domingos,

el amolador, las arepitas dulces,

la pijama, el hueco del colchón,

el Whampole, la emulsión de Scott,

el sustagen, el supersustagen, el café,

la piña colada tras el entrenamiento,

el club hípico, las deudas, la lotería,

los cuadernos de caligrafía,

las tareas, las tareas en vacaciones,

los dos goles olímpicos, el ángulo, la trenza del empeine,

los tacos traqueteando el calentamiento en el cemento,

la tierra compacta por la lluvia de anoche,

el aire pegostoso, el espejo al final del pasillo,

el cuarto de hombres, los gritos y más gritos,

la escritura quemada, la desvelada, la mañanera,

el mañanero, el subrayado hambriento,

la ventana sin rejas, y las rejas, y la cota,

y el guarataro al final, y la sala,

y los muebles púrpura de mi abuela,

y mi afonía histórica, y mi largo desierto,

y mi ruido blanco en cataratas por las paredes,

y ¡plop!, y Feliz año, pon la radio, ¡Bendición!,

¡Bendición! Dios me lo bendiga,

que el Espíritu Santo te ampare y proteja,

y que la Virgen María te cubra con su manto:

ya es 1° de Enero, Chao, no se preocupen, ustedes vayan…

 

Yo paso la llave

 

Yo tranco la puerta


10258632_10154115375900215_6214499311775046415_n
Foto: Camilo Maldonado.

Francisco Catalano. Caracas, 1986. Poeta. Publicó “l” (2010), título de su primer libro y toda su obra poética; “Libro 2” (2016) y ganador del XXI Premio de Poesía Fernando Paz Castillo con el “Libro 3” (2016). Posee una propuesta de recital poético multimedia llamada REVITAL. Productor del proyecto audiovisual de poesía Página=Pantalla Ganador con el grupo CONTINENTARIO de una beca de coproducción de Iberescena en 2018, España. Fue seleccionado para el laboratorio de Artes Vivas EXPERIMENTA/SUR VI (Bogotá, 2017). Se encuentra antologado en 4M3R1CA 2.0 (Liliputienses, 2017); Nuevo País de letras (Banesco, 2016); Destinos Portátiles (Vallejo & Co, 2015); Jamming (Oscar Todtmann editores, 2014); Voces Nuevas 2005-2006 (CELARG, 2007) y La Imagen, el Verbo (UCAB, 2006). Lic. en Comunicación Social y Letras (UCAB). Vive en Buenos Aires

 

 

 

 

 

 

 

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s