«La poesía es la libertad absoluta», una entrevista a Romina Costilla

Foto: Irena Kiełb.

Victoria Hamui, una joven argentina de tan solo trece años de edad, es nuestra periodista estrella y la más joven en colaborar con Literariedad. Presentamos su nacimiento en el periodismo cultural con una entrevista que le realizó a la poeta pampeana Romina Costilla. ¡Bienvenida!

 

«La poesía es la libertad absoluta», una entrevista a Romina Costilla

Romina Costilla nació el 25 de marzo de 1983 en Santa Rosa, La Pampa, Argentina. A sus 7 años de edad descubrió la poesía tras haber sido castigada en un recreo. A los 17 años de edad entró en La Asociación Pampeana de Escritores. A los 21 años se dedicó a viajar como artesana por toda Latinoamérica con su hija. Desde 2010 se radicó en Rosario, donde participa activamente en la Ronda de las Madres de Plaza Mayo de Rosario. Publicó en el 2004 su libro de poesía La dinastía de la rosa solo es un rastrojo de la muerte. Sus poemas han sido antologados por el poeta Rodrigo Galarza en el libro Los poetas interiores de la Editorial Amargord de España.

La presente entrevista tuvo lugar en Rosario en enero 2019 y nació como solicitud expresa de la Revista Latinoamericana de Cultura Literariedad.

 

Hola Romina ¿Cómo estás? En primera instancia deseo que me cuentes cuándo escribiste tu primer poema.

—Yo arranqué a escribir a los 7 años. La verdad es que no recuerdo qué habré hecho, pero me pusieron en penitencia en la escuela. Me prohibieron el recreo. Al verme aburrida y sola en el aula, me puse a escribir. Ahí salió mi primer poema. Recuerdo que era un poema sobre la casa en la que vivía. Me sorprende ahora, que yo era consciente a esa edad de que escribí un poema. Ya de grande, descubrí que en ese primer poema había usado una metáfora.

 

—¿Recuerdas la metáfora?

—Sí, claro, te vas a reír. En la casa de mis padres el techo era rojo de ladrillo. Yo escribí en el poema que la casa tenía un moño rojo. Me da una ternura… ¿A vos no?

 

—Y con respecto a tu primer libro ¿Cómo fue la experiencia de escritura?

—Luego, ya más grande, seguía escribiendo y participaba de concursos. Me daba muchísima alegría participar.  Transcurrido el tiempo, escribí mi primer libro con algunos poemas recopilados y otros que había escrito en una semana; de ahí salió la idea del título, a la vez que surgieron los poemas, todos muy rápido. Al hilo, como decimos los argentinos. Son los de La dinastía de la rosa…

 

—¿Pero fue esa tu primera publicación?

Con este libro ya armado me quedaba la duda: deseaba saber si realmente era bueno. Antes de publicarlo, me quería asegurar que lo que estaba entregando al público era realmente de calidad. Entonces, para probarme a mí misma, mandé un ensayo y un poema al diario más importante de la provincia, que se llama “La arena”, y tiene un suplemento cultural llamado  “Caldeña”. A las dos semanas recibí una llamada donde me decían que fuera a una entrevista. Cuando fui me pidieron aproximadamente siete poemas más, les envié los poemas y publicaron una página entera. Esa fue mi primera publicación. Después a raíz de eso publiqué el libro. Tiempo después fue parte de una antología en España llamada “Los poetas interiores”, de ediciones Amargord.

 

—Después de esa publicación, entiendo que volviste a retomar la escritura muchos años después…

Después me dediqué a viajar por Argentina y Latinoamérica. Retomé la escritura y el estudio mucho después. Volví a ingresar a Letras en el año 2010 en Salta y en el 2011 en Rosario. Luego, ya en Rosario, comencé a escribir nuevamente. Cuando conocí al fotógrafo, Gillermo Founier,  empecé a hacer poesía sobre su fotografía, y nos presentamos en varios bares de la ciudad. La última presentación en público fue cuando la escritora Maia Morosano me invitó a participar de la primera presentación de  sus talleristas  en público. Ella había utilizado uno de mis poemas y una de las fotos de Guillermo en su taller literario. Ahora me encuentro escribiendo una obrita.

 

—Sé que te publicaron en España en una antología ¿Me puedes hablar de esa experiencia?

Los poemas los publicó el poeta Rodrigo Galarza, quien era decano de la Universidad de Entre Ríos. También parte de los poemas fueron publicados en una revista de circulación entre gente muy interesada en la cuestión literaria; Museo salvaje se llamaba y la dirigía el poeta pampeano Sergio de Matteo.

 

¿Cómo te sentiste al enterarte que tus poemas habían sido publicados en España?

Bueno, mira, me sentí muy alegre y a la vez muy sorprendida porque la verdad no me lo esperaba. Estaba muy contenta. No entendía cómo había llegado mi literatura ahí, porque yo solo había publicado cien ejemplares, de los cuales la mayoría habían sido distribuidos en La Pampa, en bibliotecas y demás.  Cuando me enteré  ya habían pasado seis años de la publicación de la antología.

 

¿Tus padres te apoyaban con todas estas decisiones que tuviste que tomar a lo largo de tu carrera?

Yo le debo la poesía  a mi madre. Ella  me apoyó en el sentido de que desde muy chica, cuando apenas aprendí a leer, me llevó a la biblioteca. Ella se encargaba de buscarme los libros. Si mi madre no hubiera tenido esa sensibilidad, yo no escribiría. Yo siempre le voy a estar tremendamente agradecida.

 

¿Cuáles son los momentos en los que más te inspiras?

Me inspiran muchas cosas, por ahí estoy caminando en la calle y tengo momentos poéticos. Me inspira mucho el amor y los sueños que tengo. Y los momentos que elijo para escribir sobre eso son los momentos en que estoy sola en casa. Rara vez escribo con la presencia de otra persona. Me tengo que sentir muy cómoda.

 

¿Usted se conecta con algunos otros medios de la cultura como la música, la pintura, étc?

Sí, yo me nutro muchísimo de todo lo que sea arte. Me encanta la fotografía, la música, ahora estoy incursionando en el dibujo, muy libremente por cierto.

 

¿En Santa Rosa  dónde te solías reunir para vivir la cultura más de lleno?

En mi ciudad, Santa Rosa, La Pampa, me reunía en la Asociación Pampeana de Escritores, en un café cultural que se llamaba “Ángeles”. También en un centro cultural llamado “Malabares”.

 

¿La llegada al mundo de tu hija te alejó un poco de la escritura?

Sí, me alejó de la escritura porque me cambió totalmente la vida. Yo estaba viviendo en Traslasierra, Córdoba, alejada de mi ciudad. Mi lívido se dirigió exclusivamente al cuidado de mi hija. Además, viajaba con mi hija, por lo cual mi atención estaba exclusivamente dedicada a su cuidado. Pero, de todas maneras, siempre seguí leyendo mucho, investigando. Luego a medida que ella fue creciendo y yo me instalé en un lugar, todo se hizo más fácil y retomé a la escritura.

 

¿Qué personas te ayudaron a lo largo de tu trayectoria?

Me ayudaron  muchísimo Edgar Morisoli, Sergio de Matteo, Miguel  de La Cruz, Guillermo Fournier, Maia Morosano, y en estos últimos tiempo Fredy Yezzed.

 

—¿Qué temas del mundo utilizas para escribir?

Utilizo recursos simbólicos y últimamente estoy incorporando al mundo que me rodea, tratando de que todos mis sentidos entren en la poesía, incorporando razonamientos sobre la vida.

 

¿Cuál es tu posición ideológica y esta en relación con tu poesía?

Yo estoy muy comprometida con todo lo que se refiere a Derechos Humanos, a los derechos de los niños, a la ecología y protección del medio ambiente; y en oposición al capitalismo salvaje que no ha hecho otra cosa que avasallarnos feroz y paulatinamente. Sobre todo el capitalismo ha dejado a muchísima  gente en la calle y en las peores condiciones. Ha mostrado su cara con gobiernos neoliberales en todo el mundo, sobre todo en estas últimas épocas, y con estos gobiernos de derecha se ha abierto aún más la brecha entre ricos y pobres. En mi poesía también se visibilizan mucho mis creencias religiosas.

 

—Finalmente, ¿qué es para vos la poesía?

Para mí la poesía es la libertad absoluta

 

Gracias por participar de esta entrevista.

De nada, ha sido un placer para mí.

 


E. VICTORIA HAMUIVictoria Hamui nació en 2005 en Villa Dolores, Córdoba, Argentina. A la edad de 2 años viajó con su familia por Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela. Tiene 13 años. Concurre al Colegio Artístico Nigelia Soria de la ciudad de Rosario, Argentina. Le gusta leer y escribir Fanfix. Su sueño es ser coreógrafa y se considera feminista.

 

 

 

 

Romina Costilla nació el 25 de marzo de 1983 en Santa Rosa, La Pampa, Argentina. A sus 7 años de edad descubrió la poesía tras haber sido castigada en un recreo. A los 17 años de edad entró en La Asociación Pampeana de Escritores. A los 21 años se dedicó a viajar como artesana por todo Latinoamérica con su hija. Desde 2010 se radicó en Rosario, donde participa activamente en la Ronda de las Madres de Plaza Mayo de Rosario. Publicó  en el 2004 su libro de poesía La dinastía de la rosa solo es un rastrojo de la muerte. Sus poemas han sido antologados por el poeta Rodrigo Galarza en el libro Los poetas interiores de la Editorial Amargord de España.

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s