‘Lluvia’, un poema de Eva Yárnoz

Imagen: Cometas. Cromo 508. Álbum de Historia Natural JET, 1982.

 

El poema que aquí presentamos, de la poeta española Eva Yárnoz, juega con el lenguaje y con la estructura que hermana las palabras, gotas del mismo fenómeno poético. Pertenece a su libro Filiación, Premio Flor de Jara de Poesía 2016.

 


lluvia

huye por los canales de agua, como arrastrada por corrientes subterráneas. en su caída no hay música sólo tormentas que abren el aire. no puedes comprender qué se esconde bajo el gris de las nubes. es un gris azulado que disturba al hombre que yace. mirando el cielo como un manto de agua que se desploma. el agua que cae sobre las carnes. el final en la cabeza el amor o un objeto. como rezar a dios oráculo. sin nubes sólo un páramo de lenguaje. donde los dedos señalan los contenidos. y los cuerpos son vaho y humo y no se tocan. solo algunas manos se abren juntas, una sobre otra. y el ojo es uno, clavado en amor. o en oración de lluvia manto. manto del cielo azulado en plenitud de aguas. con los vientos arrastraron las tormentas. y las aves se mojan. solo vuelan en círculos antes de la lluvia. con los insectos en su nido con los insectos muertos. la digestión de la tierra en sus picos.

un piar distinto y repetido, como una orquesta el bosque que rompe la calma del cuerpo. quebrado por el miedo. el miedo a las corrientes que arrastran cuerpos y entonces. qué puerta has de abrir y si ya está todo abierto. y la mano estirada hacia atrás ya no toca lo avanzado, ni mira con los ojos de sus dedos. solo hay un horizonte de agua. bajo la lluvia insistente el cuerpo nunca hallado. en los charcos que forman las corrientes. en las corrientes que son una música de los ríos. que arrastran los huesos y los restos. donde quedan los hombres que sueñan con los ojos fijos en el cielo. donde las aves vuelan en círculo. la mano. la mano abierta y tú en tu ojo fijo al cielo. tocar tú no en tu cuerpo no hallado. que te ausentas con la corriente y la mano. la mano abierta con el ojo . si te vas como todo lo marchado.

como plena la orquesta del agua en la tormenta, percusión de los ojos que son ballenas varadas. o barcos anclados a la tierra. como manos sin dedos que tocan sus propios tejidos. solas en el océano de la lluvia en el bosque-bosque del silencio. donde los cuerpos duermen toda la noche y yacen bajo toda la tierra. la tierra una con sus piedras. en los huesos varados la mano que pregunta. hacia sí hacia el tejido con la lluvia.

Lee aquí toda nuestra edición de junio.


Eva Yárnoz, Revista LiterariedadEva Yárnoz nació en Pamplona, España, en 1975. Es madrileña de adopción y licenciada en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Madrid. Ha cursado estudios de postgrado en Reino Unido y posee formación específica como traductora y correctora profesional. El poema que incluimos pertenece a su libro FILIACIÓN, Premio Flor de Jara de Poesía 2016.

 

 
Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s