De Guernika no queda más que el nombre

Por Daniela Gaviria y Sara Gaviria.

El Guernika aborda el conflicto de manera diferente a como se hacía tradicionalmente: no se exalta la fuerza militar, ni se muestra la guerra como algo heroico. Se muestra su verdadera cara: el dolor y el sufrimiento de los civiles.

El Guernika es un antimonumento: no resalta la historia, sino que la denuncia. Pablo Picasso ilustra el horror que no puede describirse con palabras, obliga a encararlo de frente, a observar lo que falla en la humanidad; así duela hacerlo. El cuadro es una afirmación, un definitivo: nos dice la verdad.

Saragapi

Comunicadora y antropóloga, lectora de cartas. Siempre estoy buscando el monte.

Un comentario sobre “De Guernika no queda más que el nombre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s