«El Nuevo Planeta», poemas de Ángela María Henao Isaza

Imagen: Andrei Sokolov.

En nuestra edición de mayo-agosto de 2021: Otros mundos posibles, les presentamos una selección de poemas de Ángela María Henao Isaza (*) que orbitan alrededor de de la desaparición humana. En ellos se encuentra, libre, toda la potencia de la imaginación.

 


Equipaje

Empacaremos los platos más viejos de la cocina
Los más sucios
Si es posible los que están a punto de quebrarse.

Empacaremos las medias nonas
Las que estén rotas también
Las doblaremos y las dejaremos
Al final de la maleta para que no se
Vayan a perder.

Empacaremos todas las llaves que usamos
Las de carro
Las de la casa
Las de la oficina
Las de la cajita donde se guardan los dientes caídos de la infancia
—Allá no habrá puertas— decían las instrucciones
Pero igual las llevaremos
Las pondremos una al lado de la otra
Y si es posible
llevaremos también las cerraduras

Empacaremos los pasadores de las puertas
Los bombillos fundidos
La tapita del tomacorriente
La llave del lavamanos
El manual de instrucciones
de la lavadora.

Llevaremos todo lo que no nos sirva
Y lo exhibiremos
Haremos un museo y seremos artistas
Allá
En el Nuevo Planeta.

 

 

Los nuevos vecinos

Llevaremos un presente
Para nuestros nuevos vecinos en el otro planeta.

Una cajita llena de fósforos
Una trampa para ratones
Algo que les haga imaginarse nuestro mundo.

Nos presentaremos cordialmente
Y les contaremos sobre nuestra costumbre
De colgar lucecitas de colores en los árboles de navidad

Y aunque no reconozcan
La izquierda de la derecha
Ni tengan corazón
Ni manos
Ni uñas en los pies
Serán nuestros amigos
Y los invitaremos a cenar para que vean
Los álbumes fotográficos.
La foto tuya con el cocodrilo del zoológico
Les hará reírse.

Les contaremos de nuestros vecinos ancianos
Que se quedarán solos en la tierra
Y quizás, en un futuro
Los invitemos
A cazar
Estrellas fugaces.

 

 

Ruinas

La abuela Alfonso
Ha construido un jardín de piedras
En el patio de la casa

Las piedras han empezado a crecer
Lentamente
Algunas conservan su redondez
Otras se han desfigurado
Con el tiempo
Pero todas se cambian de lugar
Sin que ella se dé cuenta.
Ruedan apenas las deja de mirar.

La abuela dice que les están saliendo
Unas manchitas blancas
Que parecen ser los ojos.

Todos los días apenas sale el sol
Se sienta a su lado y espera el día que la llamen
Pa-pá, ma-má, ta-tá, te-té, ti-ti

Espera que crezcan lo suficiente,
un poco más que ella y aplasten todo
Todo
lo que ha quedado
alrededor.

 

 

Radioactividad

Los niños que se han quedado en la tierra
Juegan con los huesos
De los animales muertos
Que se encuentran por ahí.

María,
Está construyendo una casita
Para meter los brazos mutilados
de las muñecas.

Simón,
Tiene una colección de perros callejeros.
Todas las noches
salen caminando
y los escucha ladrar
desde lejos.

Los domingos los niños madrugan,
Se colocan sus máscaras
Y se van al basurero
a escrudiñar por todos lados.
A veces, se pelean
Cuando encuentran el hueso de un humano.


Los niños han prometido
construir una nave
Con los huesos de los pájaros
Para volar algún día
Al centro
De la galaxia.

 

 

¿Qué haremos con los hijos que no tuvimos?

En respuesta a José Sbarra

Celebraremos sus cumpleaños
con los globos que se han escapado
de nuestras manos.

Los arrullaremos con el sonido
de la lluvia cuando entre
por la ventana.

Les daremos de comer
aquellas migajas que olvidemos limpiar
sobre la mesa.

Seremos testigos de
cuánto han crecido por las
líneas que aparezcan
entre las paredes
desgastadas por el frío.

Los escucharemos llorar en los
aullidos del perro que han dejado amarrado
sobre una reja a punto
de caerse.

Y si por casualidad
mueren antes que nosotros
dejaremos sus cuerpos sobre
el techo de la casa
para que cuando Dios pase
se acuerde de ellos
y los deje levitando sobre
aquellas estrellas
que no alcanzaron a llegar
a nuestro firmamento.

 

(*) Ángela María Henao Isaza es poeta colombiana, y viajera del tiempo y el espacio.

Literariedad

Asumimos la literatura y el arte como caminos, lugares de encuentro y desencuentro. #ApuntesDeCaminante. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s