Katherine Castrillo

Ida Gramcko

De su centro-caracol le fueron naciendo versos. Emergían como espirales inagotables desde cada vértice de su infancia, imposibles de contener aunque ella fuera silenciosa, aunque el armazón de su cuerpo tierno fuera toda flacura.

Leer más