Piel en ruinas, Relato

Fuego negro de futuro

Guardar en un cajón nuestros recuerdos más preciados no es lo más rentable, aunque sí lo más saludable. Condenar al olvido, dentro de cuatro paredes de madera o de cartón, viene a ser como condenar al recuerdo cuando, por casualidad tal vez, descubrimos que teníamos cuentas pendientes con nosotros mismos.

Leer más