Cuento

Invitación a comer

Metió la mano en el bolsillo y sacó la carta. Ese pedazo de papel era el responsable de tanto alboroto; por ese puñado de letras, que cabrían en su mano derecha, había pedido permiso en su trabajo, había alquilado un traje y había comprado un frasco de perfume que ostentaba una caligrafía extraña a su alrededor.

Leer más
Claves, El Peatón

Claves V. Peligro de vida

No vengo a contarte nada. No podría contarte nada pues no soy un testigo de lo ocurrido y, si lo fuera, tampoco hablaría al respecto. Lo mío es callar. Mi ética es el silencio. Pero puedo sugerirte algo, si quieres, desde luego. Alba, hija, creación mía: estás en peligro. No en peligro de muerte, por supuesto, sino en peligro de vida, lo que es peor.

Leer más
Claves, El Peatón

Claves IV. La guitarra y el cuchillo

Se rumora entre los cafetales que no pueden darle más cuerda al reloj de tu enamoramiento, se dice que es fatal que estés enamorada de algo que te asfixia en las noches sentándose en tu pecho, de algo cuya mera sospecha de vida es la sangre y el olor de esperma y de sudor que sacude el viento de los cabellos del guadual en cada amanecer, desde que te encerraste en la pieza y no toleras a nadie…

Leer más
Claves, El Peatón

Claves III. Partidas

El carro que venía por él nos despertó. Nos levantamos casi desnudos por la sorpresa y caminamos hasta la portada. De este descendieron tres hombres que nunca habíamos visto. Se acercaron en silencio. Si no fuera porque uno de nosotros se atrevió a hablarles, lo único que se hubiera escuchado en la incomodidad de esa visita hubiera sido el motor del carro.

Leer más
Claves, El Peatón

Claves I. Mujer con agujas

Él la miraba desde el patio. Fumaba despacio. Sentía la incómoda presencia del revólver en la pretina. «Cuando acabe este cigarro volveré a sentir miedo», pensó. «Se nota que ha envejecido mucho en tan pocos años…»

Leer más
El Peatón

Carta que deberá leerse el día de mi muerte

No es la muerte una cosa del otro mundo. Se vio al espejo. Sí, tengo labios, y ojos, en efecto. ¿Cómo puedo estar vivo aún? En alguna parte al menos debo tener una bala. Me acosté inseguro de vivir… Sonrió. Siempre lo hago. Fue a la ventana y se hizo una pregunta sobre la carta. Seguramente no […]

Leer más
El Peatón

Cuentos para celebrar la infancia

Siete cuentos breves de Albeiro Montoya Guiral. “Aprovechar cada renglón de la vida para agradecer la muerte, que aunque no sea una canción, es palabra. Al fin y al cabo la palabra vuelve a ser vida tenga el adjetivo y la oscuridad que tenga. La delicadeza es también otra forma de terror”.

Leer más