Escribiendo Cine, Juan Guillermo Ramírez

Marilyn Monroe no era una pobre rubia boba

89 59 89 no es un número telefónico. Son las medidas de Marilyn Monroe y sobre las cuales se fueron construyendo un mito, una leyenda, una mujer ideal, un personaje múltiple y complejo, una mujer ligera, pero en algunos casos, racional; una víctima de Hollywood y una mujer extremadamente arribista. Yo sueño lo más fuerte, lo más duro, decía ella. Bomba sexual. Marilyn fue también una bomba política.

Leer más
Escribiendo Cine, Juan Guillermo Ramírez

Mujeres de pánico

Estas mujeres viven de la desgracia de sus víctimas, como el vampiro de la sangre de las suyas. La mujer fatal está guiada hacia un destino a menudo tan incierto para ella como para los demás. La malvada aparece como un poder contra el que nada se puede hacer, porque incluso ella misma está dominada por algo que la sobrepasa. Y el hombre al que toca y condena se convierte en víctima…

Leer más
Escribiendo Cine, Juan Guillermo Ramírez

Ernst Lubitsch: el toque mágico de la sugerencia

El estilo Lubitsch se forjó en los estimulantes años del mundo. Él y su coguionista de ésta época, Hans Kraly, llegaron más lejos que nadie en el sofisticado arte de contar sin palabras, y cuando el sonoro llegó Lubitsch fue el más astuto de todos. Lejos de hundirse, como ocurrió con Griffith, Keaton, Stroheim y tatos otros, tampoco adoptó el arrogante desafío de Chaplin de ignorar el sonido. Lubitsch no solo conservó y desarrolló todo lo aprendido en los años silenciosos, sino que llevó el arte del diálogo a las más altas cuotas de sofisticación, y entendió de inmediato la importancia de los ruidos –y la del silencio– en las películas sonoras.

Leer más
Escribiendo Cine, Juan Guillermo Ramírez

La infancia por fin recuperada

¿Qué interpretan los niños en el cine? ¿A sí mismos cambiando, dirigiéndose al abismo? Hollywood ha domesticado la infancia pero ella ha terminado por imponer sus desafíos. Igualarse con el adulto, sí, pero a nivel ya no de promesa de adulto, sino de eterno presente: siempre hay niños, portento incomprensible. Crecen, crecemos, pero algo permanece intocado, quieto, esperando. Eso son los niños en el cine: imagen que perdura en la etapa en que un ser humano es cambio puro.

Leer más