«Eva» y otros poemas de Helena Restrepo

Imagen: Femme nue couché. Pablo Picasso

 

El roce sutil de una brizna de viento. La mirada ágil del animal que contempla y recela, que merodea y corteja. El sinsentido que queda después de la penetración y el sexo agobiante. El beso que no es beso sino ruido ancestral. La pereirana Helena Restrepo nos ofrece giros inesperados que son otras versiones del erotismo.

 

(Lee aquí completa Eróticas, nuestra edición de septiembre de 2019)

 

Eva

Eva no necesita
llenar un vacío entre sus piernas.
Está llena de sí misma.

Y, si alguna vez se siente amada
y reconocida en su valía,
puede ser que Eva
abra los muslos de su paraíso interior
y deje entrar a su amado
para compartir su alegría.

 

 

En celo

Una tonelada de hormonas
de repente
son liberadas en mi torrente sanguíneo,
cambian mi humor y mis líquidos.

Algunos machos lo detectan
se acercan, entre hechizados
y guiados por el instinto.

Nos observo
—como lo hago con otros animales—
y, sobre mi animal,
mantengo el control.

 

 

Poema a un único beso

Cuando llegó tu beso
no hubo, como se espera,
el mariposeo feliz del primer beso
ni el placer húmedo
que conecta los labios con el sexo.

Cuando llegó tu beso
vino con él un sabor antiguo
que no recuerdo haber probado;
una paz sin pretensiones
abrazaba nuestros labios,
que parecían no enterarse
de que alguna vez
pertenecieron a bocas distintas.

 

 

¿Para qué?

¿Qué buscabas entre mis muslos?,
¿acaso la inmortalidad?

¿Qué buscabas penetrando mis ojos
a la vez que mi cuerpo?,
¿acaso quedarte dentro?

Ya está hecho,
tu maga te ha concedido los deseos.

¿Para qué los querías?

 

 

Extraña

Vista desde afuera,
soy una gata extraña.

Me estiro y me encojo
persiguiendo la caricia
que nadie puede ver.

El viento me sabe tocar.

 

 

Mi rabia

Siente.
Soy ese roce en tu piel que no se ve.

Escucha.
Murmuro cosas que no se dicen a tu oído.

Sonríe.
Tu vecina creerá que la seduces,
no la corrijas. Sonríe más.

Aprovecha esta fugaz levedad.

Hay días, en cambio,
que sentirás mi rabia como un peso
colgado de tu espalda.

Pero aún, en esos días,
si te giras y me das un beso,
este cuerpo denso se ajustará al tuyo
y amarás la gravedad.

Poemas del libro Eva se enamora de un fantasma. 

 


Helena Restrepo, Revista Literariedad*Helena Restrepo Vélez (Pereira, 1974). Médico y Cirujano de la Universidad de Antioquia. Libros publicados: Nacer de nuevo (poesía, 2014), Historia de un libro (autobiografía, 2016), Eva se enamora de un fantasma (poesía, 2018). Poemas publicados en las antologías: Tejedoras de luz (México, 2014), Retos poéticos (Madrid, 2017); y en revistas literarias nacionales y de México.

Literariedad

Revista dominical que asume la literatura, la poesía, el cine y el teatro como calles, lugares de encuentro y desencuentro. ISSN: 2462-893X.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s